Marbella

 

La ciudad de Marbella es una de las más conocidas a nivel internacional. Debido a su situación geográfica, en ella se disfruta de un microclima especial de temperaturas suaves durante todo el año, con una media anual de 18,7 grados y un sol que luce generosamente durante los doce meses. Este es sin duda uno de los encantos de una ciudad siempre envuelta en luz y que basa su actividad en el turismo mundial a través de una oferta abierta, llena de posibilidades: 26 kilómetros de playa, montaña, 15 campos de golf, hoteles de lujo, bellísimo entorno natural, 4 puertos deportivos – entre los que se halla el mundialmente conocido Puerto Banús - centros comerciales y una intensa vida nocturna.

No en vano Marbella se alza como referente del turismo de élite: desde el inicio de su desarrollo como enclave turístico a mediados de la década de los 60, por ella han pasado actores, artistas y personalidades de todos los ámbitos que han subrayado su carácter elegante y refinado para la celebración de fiestas y eventos sociales.

Indudablemente, uno de los atractivos más destacados de Marbella es el de reunir el mayor número de campos de golf en España a lo largo de sus 26 kilómetros de territorio costero. Entre ellos hallamos el mundialmente conocido como “Las Brisas”, en el cual se han celebrado importantes campeonatos tales como la Copa Mundial de Golf y la Cañada Cup, acontecimientos de difusión mundial que han dado al municipio una gran trascendencia dentro del ámbito deportivo.
Del mismo modo, Marbella se alza como paradigma dentro del campo de la hostelería por la alta concentración de hoteles de cinco estrellas y de establecimientos dedicados al ámbito de la restauración, con un número cercano a los 800 que comprende todas las cocinas del mundo sin excepción alguna.


 

El término municipal de Marbella alberga la oferta comercial más importante de España: un amplio elenco de firmas internacionales y boutiques de marca, así como centros comerciales de gran renombre han hecho de esta ciudad un paraíso de la distinción y del placer de comprar.
Entre las grandes celebraciones de las que se puede disfrutar en Marbella, merecen atención especial la romería a la Cruz de Juanar el 3 de mayo, las fiestas del patrón San Bernabé el 11 de junio y las de San Pedro de Alcántara el 19 de octubre, ferias típicamente andaluzas por su color y su folclore. Otra festividad de gran interés es la de la Virgen del Carmen, celebrada el 16 de julio con una procesión marítima que año tras año conserva su tradicional sabor popular.

Asimismo, en Marbella hay un lugar preferente para la cultura y la historia. Entre los lugares de interés, podemos encontrar el Casco Antiguo, zona magníficamente conservada con callejuelas blancas y balcones floreados en donde, junto a los más variopintos establecimientos hallamos la Plaza de los Naranjos, que comprende el Ayuntamiento, del siglo XVI, conservado en perfecto estado; la Ermita de Santiago, primera iglesia cristiana de la ciudad, construida en el siglo XV, y la Casa del Corregidor, del siglo XVI. Muy cerca de allí se ubica la Iglesia de la Encarnación, cuya edificación se inició en el siglo XVII, la Capilla de San Juan de Dios, del siglo XVI, que un día formara parte del hospital del pueblo, la Ermita del Santo Cristo de la Vera Cruz, construida en el siglo XVI, y el Hospital Bazán, que alberga desde 1992 el Museo del Grabado Español Contemporáneo, primero en su género con un rico fondo de autores como Picasso, Miró, Tapies, Chillida y otros muchos. Es posible visitar también los restos de la muralla que rodeaba la ciudad musulmana y los del Castillo Árabe en el que aún pueden apreciarse huellas de capiteles romanos que fueron extraídos de otras construcciones y aprovechados en la construcción de los muros. En el Museo del Bonsái, también ubicado muy cerca de allí, se exhibe una magnífica colección de ejemplares que es reseñada como una de las mejores de Europa. El Museo Cortijo Miraflores, el Museo Ralli y la Colección Municipal Arqueológica constituyen asimismo una opción muy acertada en la visita cultural.

En las cercanías de San Pedro de Alcántara, otro de los grandes núcleos que conforman el término municipal de Marbella, es posible encontrar los restos de una villa hispano-romana del siglo I-II d.C. llamada Villa Romana de Río Verde, en la que se encuentra en muy buen estado de conservación un magnífico pavimento de mosaicos que representa como tema principal una cabeza de medusa. También en San Pedro de Alcántara se hallan los restos de la Basílica Paleocristiana de Vega del Mar, una de las muestras más importantes en España de la época paleocristiana (siglo IV) y descubierta en los primeros años del siglo XX. Ya cerca de Guadalmina se pueden visitar las ruinas de las Bóvedas, que se presumen como únicos restos de unas termas romanas datadas del siglo III cuya peculiar edificación es materia de estudio.

 

DATOS BÁSICOS

Superficie:
114,3 km2 Con una longitud de costa de 26 kms.

Situación:
Latitud: 36º 30’ N
Longitud: 4º 53’ W
Altitud media: 22 metros sobre el nivel del mar.

Padrón:
130.549 habitantes (el 20% son extranjeros).
En el término municipal de Marbella nos encontramos con dos núcleos principales de población: Marbella y San Pedro Alcántara.
El resto de la población se encuentra dispersa en multitud de urbanizaciones, destacando Nueva Andalucía y Las Chapas como grandes zonas residenciales.

Municipios Colindantes:
Estepona, Benahavís, Istán, Ojén y Mijas.
Distancia a la capital de la provincia: 57 kms.

Comunicaciones:
- Por carretera: Autovía del Mediterráneo A-7 (CN-340A) y Autopista de la Costa del Sol (AP-7).
- Por avión: El aeropuerto más cercano es el Aeropuerto Internacional Pablo Ruíz Picasso (Málaga), a 45 kms.
- Por tren: La estación de cercanías más próxima es la de Fuengirola, a 27 kms., y la de larga distancia está situada en Málaga capital, a 57 kms.

Relieve:
El término municipal es una franja que se extiende sobre la costa en las laderas de Sierra Blanca. La costa es baja y arenosa con buenas playas.

Clima:
Marbella está protegida por las montañas de Sierra Blanca, consiguiendo así un microclima que origina una temperatura media anual de 18,7º C.